Una Dcada sostenible (3/4) – El sistema de reciclaje en Bogotá

Por Marc Häuser

En D’CADA, queremos ser un buen ejemplo, por eso todas nuestras botellas son retornables. La última vez te explicamos nuestro sistema de reciclaje en Medellín; en esta tercera parte de la serie “Una D’CADA sostenible” queremos ofrecerte un vistazo a nuestro sistema de reciclaje en Bogotá. Son muchas las similitudes, pero también las diferencias de los procesos en las dos ciudades más grandes de Colombia.

El equipo de D’CADA en Bogotá es más pequeño que en Medellín y tampoco cuenta con el lujo de una camioneta empresarial para realizar la entrega y recolección en nuestros puntos de venta; esto significa que en Bogotá nos enfrentamos a desafíos que no existen en Medellín.

Por eso, en la capital del país, trabajamos con diferentes distribuidoras que venden y entregan D’CADA a nuestros aliados. Sin embargo, en muchas ocasiones las distribuidoras están acostumbradas a trabajar solamente con desechables, por lo que generalmente no están dispuestos a recoger los envases vacíos.

Nuestros desafíos y objetivos del reciclaje en Bogotá

Para resolver este obstáculo, al inicio sincronizamos la recolecta de botellas de nuestros clientes: con las visitas que les hacemos semanalmente para recoger los pedidos de refresco D’CADA estábamos también recolectando las botellas de los puntos de venta. Luego, las guardábamos en nuestra bodega, de dónde se entregaban a las familias recicladoras para que pudieran venderlas en centros de reciclaje de la ciudad. Estos centros de reciclaje separan todos los materiales y los venden después a las empresas correspondientes, como en el caso del vidrio, por ejemplo, a O-I Peldar.

Por un tiempo este sistema funcionó bastante bien, porque aún teníamos pocos puntos de venta en Bogotá y hacíamos menos recolectas semanales. Pero con el constante crecimiento del negocio en la capital, se empezaron a presentar problemas con el método de recolecta: las distancias son largas en Bogotá y limitan la escalabilidad de la recolecta de las botellas, pues los aliados de D’CADA están ubicados en diferentes y distantes puntos de la ciudad.

Para solucionar estos nuevos desafíos, establecimos a lo largo del 2018 un nuevo concepto de nuestro sistema de retornabilidad en Bogotá, el cual se estará desarrollando en los próximos meses para aumentar la tasa y la eficacia del reciclaje de D’CADA en la capital.

Marc Häuser (izq.) entregando botellas vacías de D’CADA a una familia de recicladores en Bogotá.

Colaboración con las familias recicladoras

Nuestro nuevo concepto de reciclaje se enfoca en la cooperación directa con las familias recicladoras que trabajan en los barrios donde vendemos D’CADA. A continuación, te explicaremos el proceso de este sistema:

  1. El objetivo es que los cafés o restaurantes nos llamen cuando tengan mínimo 20 botellas vacías.
  2. Después, nosotros informamos a las asociaciones de reciclaje que pueden recoger las botellas vacías de nuestros aliados y llevarlas directamente a las bodegas o plantas de procesamiento.
  3. Los recicladores dejan un reporte que certifica cuántas botellas han recibido por parte del aliado de D’CADA.
  4. El aliado nos envía el reporte y le consignamos el valor correspondiente a la cantidad de botellas que se entregaron al reciclador.

El apoyo a iniciativas sociales y sostenibles hace parte de nuestra filosofía como empresa; y por esta razón la idea es integrar a los grupos de reciclaje en este sistema, para que así reciban los beneficios de nuestros materiales reciclables. Para gestionar esta colaboración con las familias recicladoras, contamos con el apoyo de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), una organización de las autoridades de Bogotá, responsable del tema de reciclaje y la formalización de asociaciones de recicladores.

Una bodega de cartón reciclado en Bogotá.

Las familias recicladoras son personas vulnerables, quienes en su mayoría todavía no tienen acceso a un seguro médico, ni a un salario fijo o mínimo. En Bogotá, casi 23 000 personas se dedican al reciclaje, y cada vez son más de ellos quienes se formalizan en asociaciones que están colaborando con la UAESP. Con la ayuda de la UAESP, las asociaciones tienen cinco años para hacer toda su formalización de empresa como tal.

Encuentras más información al respecto en el decreto 596/Hoja n. ° 11: http://es.presidencia.gov.co/normativa/normativa/DECRETO%20596%20DEL%2011%20DE%20ABRIL%20DE%202016.pdf

Hasta ahora existen 129 asociaciones que están cooperando con la UAESP en Bogotá. Las familias recicladoras que están afiliadas a la Unidad reciben más beneficios que los recicladores independientes: mientras que estos últimos solo reciben dinero por el material que entregan, a las familias recicladoras afiliadas les están pagado por la prestación de servicios como la separación y la clasificación de los materiales.

A largo plazo, el objetivo de la UAESP es la integración de todos los recicladores en las asociaciones; además, esta organización puede ayudar a buscar a familias recicladoras que quieran colaborar con empresas (como D’CADA) o con restaurantes o tiendas, etc.

Solo hay ventajas para todos

Por un lado, el sistema centralizado por la UAESP nos ahorrará tiempo y dinero, al tiempo que nos permitirá reciclar mucho más producto desechado. Por otro lado, estamos esperando que este incentivo conecte diferentes grupos de la sociedad colombiana que puedan cooperar por un futuro más sostenible. A estos grupos los relacionaríamos con los proveedores de productos como D’CADA, y los aliados anteriormente mencionados.

Deseamos que los aliados de D’CADA estén más involucrados con el tema del reciclaje para que entiendan la facilidad de la separación de materiales y además para que apoyen a las familias recicladoras con todos sus materiales retornables. El reciclaje de las botellas de D’CADA debe ser el inicio de la creación de una mentalidad sostenible en la sociedad colombiana, para que la gente empiece a reciclar toda su basura de manera consciente y voluntaria.

Las familias recicladoras se llevan casi toda nuestra basura y no cobran nada por este servicio, por lo que nosotros, desde nuestros hogares, oficinas o negocios, debemos aprender a separar la basura entre: papel, cartón, vidrio, plástico y aluminio. Haciendo esto, siempre mostraremos respeto a los recicladores que hacen un trabajo importante y honorable que al mismo tiempo cuida nuestro medio ambiente.

¡En este momento estamos trabajando duro para que nuestro nuevo concepto de reciclaje funcione en Bogotá! ¡En los próximos meses estaremos viendo cómo crece este proceso!

Trabajamos juntos por una Colombia limpia y llena D’VIDA.

En el último artículo de esta serie, te explicaremos nuestra visión para un sistema de reciclaje integral en Colombia y qué papel tomará D’CADA en este cambio.

¿Quieres estar siempre al tanto de lo nuevo de la D’CADA orgánica? Suscríbete a nuestro newsletter: