Enchula tu vida: Cuatro consejos de D’CADA para que vivas mejor. (4/4)

Por ALINA HÜNING

Acá te compartimos la última parte de nuestro pequeño consejero en darte unos impulsos para una vida sana y feliz. Hablamos sobre la cocina de los 5 sabores y nos enfocamos en la panela orgánica, un alimento dulce y al mismo tiempo muy saludable. Igualmente te compartimos dos recetas muy ricas para unos postres incluyendo D’CADA así como la panela orgánica.

Parte 4: ¡Enchula tu lengua!

Nosotros distinguimos entre cinco sabores en nuestra alimentación: salado, ácido-agrio, amargo, dulce, picante. Según la teoría de las cinco transformaciones, una comida estará equilibrada energéticamente, si además, están presentes en cada comida los 5 sabores y diferentes texturas.

Muchas veces terminamos comiendo un exceso de alimentos de forma visceral y extrema, porque no hemos equilibrado la comida, y por ejemplo, si todo lo que hemos comido en una comida ha sido blando, nos sentiremos atraídos por algo crujiente.  Así mismo, cuando se abusa de un sabor, el cuerpo pide el sabor opuesto para compensar. Si se toma comida muy salada y seca, el mensaje inmediato es un helado o un postre cremoso y muy dulce.

Para la medicina Tradicional china cada sabor guarda relación y correspondencia con un órgano de nuestra estructura energética; y los sabores son responsables de sentimientos concretos. El exceso de un sabor produce el sentimiento opuesto al que corresponde. Según nuestra constitución y nuestra condición, nos interesan más unos sabores que otros. Saber las características energéticas de los diferentes sabores nos puede ayudar a elegir según nuestras necesidades en cada momento. Si incluyes los cinco sabores en tu alimentación cotidiana queda en equilibrio tu sentido del gusto junto a tu cuerpo.

Los 5 Sabores

Los sabores en la lengua. Fuente: http://www.blogodisea.com/existen-distintas-partes-lengua-encargadas-diferenciar-sabores.html

El Amargo tiene su conexión al corazón y genera alegría. En su exceso produce sentimientos de alegría inapropiada. Encuentras el sabor amargo en las lechugas, achicoria, escarola, en algas, semillas tostadas o cereales tostados.

EL Picante pertenece al pulmón, es un movilizador de residuos metabólicos y está conectado al recuerdo. En su exceso produce desequilibrios intestinales o melancolía. El sabor picante está presente en cebollas, ajos, jengibre, hojas de mostaza, en cúrcuma y pimienta.

El Salado corresponde al riñón, genera vitalidad, resistencia física y responsabilidad. En su exceso produce miedo, estrés o una rigidez física o del carácter.

El Ácido-Agrio conecta al hígado-vesícula, ayuda a metabolizar las grasas, genera decisión y en su exceso enfría el cuerpo y provoca cólera y agresividad. Se encuentra el sabor acido en los limones, vinagres naturales, chucrut, fermentos naturales y cítricos en general.

El Dulce tonifica las funciones digestivas en el bazo-páncreas. Este sabor relaja y suaviza los procesos y es relacionado a la reflexión. Un exceso de dulce produce un sentimiento de obsesión. El sabor dulce natural encontramos en verduras cocidas, cereales integrales, frutas secas, cocidas y frescas. Deberías evitar azucares procesadas, artificiales o simples.[1]

Ahora queremos enfocarnos en el sabor más marcado en nuestra vida por ser el primer sabor que conocimos con la leche materna, el dulce. Como te presentamos en la parte anterior deberías encontrar un equilibrio entre todos los cinco sabores y no tomar uno sobre el otro en exceso. Es lo mismo con el dulce. Un exceso de este mismo daña a tu cuerpo.

En la elección de endulzantes siempre es mejor intentar referirse a un dulce natural que existe en la naturaleza, por ejemplo, en frutas (secas) o ciertas verduras como el camote. Los dulces procesados como el azúcar son calorías vacías por no tener nutrientes. Tu cuerpo no las necesita porque no te ofrecen nada de vitaminas u oligoelementos.

Te presentamos la panela orgánica como una mejor alternativa en el consumo de alimentos dulces.

La panela orgánica

La panela orgánica es un alimento rico en minerales particularmente potasio, calcio, sodio, fosforo, también vitaminas A y C. Ésta, frente al azúcar, no pierde en el proceso de fabricación sus propiedades nutricionales, que además son varias: glucosa, fructosa, proteínas, minerales y vitaminas. Comparándola con el azúcar, la calidad alimenticia de la panela orgánica es mayor, ya que el azúcar casi en su totalidad es sacarosa, con carencia absoluta de minerales y vitaminas.

6 razones en favor de la panela orgánica:

1. Es 100% natural: Aporta 4 kilocalorías por gramo y se absorbe rápidamente. Lo ideal es consumirla una o dos veces al día.
2. Mejora el ánimo: Contiene un aminoácido, llamado triptófano, que activa la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad.
3. Es nutritiva: Por su contenido de macro y micronutrientes, vitaminas, hierro y zinc.
4. Más resistencia: Contribuye a que haya una buena reserva de glucógeno en los músculos para resistir largas jornadas de ejercicio.
5. Evita calambres: Gracias a que es rica en vitaminas del complejo B, ayuda a evitar que se presenten calambres durante o después de la actividad física.
6. Sin restricciones: Solamente los diabéticos, hipoglicémicos y personas con los triglicéridos altos deben abstenerse de consumirla.

El proceso de extracción de la panela (izq.) comparado con otros azucares (derech.)

Agradecemos a Carlos Herran, fundador y empresario de Molienda Real, por ofrecernos su conocimiento sobre la panela orgánica.  

Así pues, la panela orgánica es una alternativa saludable para cocinar, pero, además, un descubrimiento delicioso.
Mira estas recetas:

Torta de Panela-Guayaba-Naranja

Ingredientes

150 ml D’CADA Guayaba-Naranja
200 g mantequilla o ghee
100 g panela orgánica
4 huevos
400 g harina
1 cucharada de polvo de hornear
Sal
1 cucharada de vainilla
½ cucharada de canela
1 trozo de Jengibre
Cardamomo
Decoración: panela orgánica, almendras en laminas o trozos

Preparación

Prender el horno a 200° C.

Mezclar la panela con la mantequilla/ghee y una pizca de sal hasta obtener una crema. Añadir los huevos uno por uno y mientras tanto mezclarlo muy bien.

Rallar el jengibre y mezclarlo con la harina, el polvo de hornear, la canela y la vainilla. Sacar las semillas de una vaina de cardamomo y agregarlas también. Mezclar esto con la mantequilla y los huevos y añadir el líquido de D’CADA. Poner la masa en un molde y hornearlo 45-50 minutos.

Para la decoración: Tostar las almendras en un sartén y añadir la panela hasta que se funda. Ponerlo encima de la torta. ¡Disfruta la torta con tu D’CADA helada!

Gelatina Guayaba-Naranja

Ingredientes

1 botella D’CADA Guayaba-Naranja
2 sobres de gelatina sin sabor o agar agar (opción vegetariana)
2 duraznos
2 kiwis
Cardamomo
A gusto: panela orgánica

Preparación

Hervir el jugo de una botella de D’CADA Guayaba-Naranja y colocarlo en un platón. Poner los sobres de la gelatina o del agar agar y mezclarlo bien para que se disuelva.

Partir los duraznos y los kiwis en pedazos y ponerlos en el platón con el líquido. Sacar las semillas de una vaina de cardamomo y ponerlas en el líquido también. Cubrirlo con un plato y dejarlo en la nevera durante la noche. Disfrútalo al día siguiente para el postre.

¡Endúlzate la vida con panela orgánica!

ACERCA DE MOLIENDA REAL

Molienda real vende panela 100% orgánica desde su cultivo, sin químicos en su cosecha, ni en su proceso de conservación ofreciendo así una saludable alternativa para cocinar y un exquisito y nutritivo alimento. Esto significa que los campos de donde proviene la panela de MOLIENDA REAL son completamente libres de sustancias artificiales y el alimento no tiene ningún conservante o aditivo químico hasta llegar a una mesa.

Molienda Real trabaja con precios justos con sus cultivadores, logrando que tengan una vida digna y que su producto permanezca de manera artesanal en su mayor parte. Su propósito es acompañar e integrar un grupo de trabajo junto a pequeños productores del país para hacer alimentos bajo métodos artesanales que conserven matices y valores que solo se logran respetando procesos naturales, totalmente orgánicos y siempre con la promesa de lograr una alta calidad.

Su programa como organización de pequeños productores certificado es un aval a las personas que mantienen un compromiso con la producción que preserva los campos, conserva los suelos y fauna del país, logrando una producción que dignifica la labor del agricultor sin tener que industrializar en extensión sus campos, donde se puede asegurar un comercio justo.

¿Nunca quieres perderte las actualidades de la D’CADA orgánica? Subscribate a nuestro newsletter:

[1] Comp. Padilla Corral, J., Comer Salud, 2016, S. 125-143.